Parálisis del sueño

El insomnio ha devorado la noche. La angustia te ha mantenido en vela más tiempo de lo habitual. Pero como se necesita descansar, uno acaba cayendo en brazos de Morfeo. Tras unas horas de sueño, despiertas. Abres los ojos, reconoces el lugar, oyes lo que ocurre a tu alrededor… Intentas moverte, pero no puedes. Tu cuerpo no responde. La angustia se apodera de ti hasta el punto que te cuesta respirar. Tratas de reaccionar, de pedir ayuda, de conseguir un mínimo gesto que rompa la rigidez que te ha paralizado. Hasta que, de pronto, tu cuerpo vuelve a obedecer a tu voluntad. Recuperas la movilidad, puedes volver a respirar con tranquilidad. La pesadilla ha acabado.

Leer Más

Insomnio

“¿Qué es el insomnio? La pregunta es retórica; sé demasiado bien la respuesta. Es temer y contar en la alta noche las duras campanadas fatales, es ensayar con magia inútil una respiración regular, es la carga de un cuerpo que bruscamente cambia de lado, es apretar los párpados, es un estado parecido a la fiebre y que ciertamente no es la vigilia, es pronunciar fragmentos de párrafos leídos hace ya muchos años, es saberse culpable de velar cuando los otros duermen, es querer hundirse en el sueño y no poder hundirse en el sueño, es el horror de ser y de seguir siendo, es el alba dudosa”. Así describía el escritor argentino Jorge Luís Borges el insomnio, uno de los trastornos del sueño más comunes entre la población.

Leer Más