La colisión de la vida

En sus orígenes, este planeta rocoso al que llamamos Tierra no tenía todos los ingredientes necesarios para que brotara la vida. Estos pudieron haber llegado a nuestra superficie tras una espectacular colisión con un planeta embrionario del tamaño de Marte ocurrida hace unos 4.400 millones de años y tras la que, además, también surgió la Luna. Así lo argumenta un nuevo estudio publicado este mismo miércoles en la revista ‘Science Advances‘ en el que se sugiere que el carbononitrógenoazufre y otros elementos volátiles necesarios para el ‘boom de la vida’ llegaron de la mano de este impresionante choque que tuvo lugar en un momento clave para la formación de nuestro planeta. Este nuevo enfoque, según plantean los investigadores,  podría incluso replantear la búsqueda de la vida en otros planetas en nuestro Sistema Solar y más allá.

Leer Más