La crisis climática no es un cuento

Érase una vez un planeta en plena crisis climática. El mundo entero sufría un aumento de las temperaturas; sus reservas de hielo se derretían; el nivel del mar seguía subiendo; sus ecosistemas y habitantes empezaban a peligrar. Los expertos alertaban con cada vez más insistencia de que, si no se tomaban medidas urgentes, el planeta acabaría al borde del colapso. Aun así, no todos entendían la gravedad del problema. Algunos incluso negaban que las personas tuvieran algo que ver con todo esto o que las consecuencias fueran a ser tan devastadoras. La peor parte de esta historia es que no se trata de una fábula, sino de la realidad de la emergencia medioambiental a la que hoy en día nos enfrentamos y que, si trasladáramos al universo Disney, también habría cambiado radicalmente las historias de nuestra infancia.

Leer Más

La dictadura de los filtros

“Los filtros que encontramos en redes como Instagram o Snapchat te crean la ilusión de una belleza que jamás conseguirías en la vida real y, en cierto modo, te crean unas expectativas de cómo deberías ser para encajar en ese ideal”, argumenta Mateo Jaramillo, de 24 años. El joven, como muchos otros de su generación, reconoce que hace años que no sube una imagen de sí mismo sin ningún tipo de retoque. “Siempre me he sentido inseguro por cómo se ve mi nariz en las fotografías, pero ahora que puedo ver en tiempo real cómo quedaría retocada la idea de operarme está cobrando fuerza“, confiesa. Su historia no es un caso aislado. Cada vez son más los expertos que advierten de que la moda de los filtros de realidad virtual que embellecen y distorsionan las facciones está afectando a la manera con la que los usuarios se ven a sí mismos, agudizando sus inseguridades latentes.

Leer Más

La primera crisis sanitaria universal

Las enfermedades forman parte del día a día tanto como los nacimientos y las defunciones. Estos hechos, sin embargo, no suelen trascender más allá del círculo de las personas afectadas. ¿Qué ha pasado para que ahora estemos más pendientes que nunca de la salud ajena? A nadie le sorprenderá si afirmamos que la actual pandemia de covid-19 ha puesto el mundo patas arriba. Incluso convirtiendo algo tan privado como la enfermedad en una preocupación colectiva. Los mismos hospitales y centros sanitarios en los que hasta hace poco se vivían dramas acotados al ámbito personal y familiar protagonizan ahora un relato más colectivo. La definición científica de pandemia, de hecho, responde a esta misma lógica. No es un problema puntual y localizado, sino un riesgo que ya atañe a todo el mundo. Geográfica y personalmente hablando.

Leer Más

Una pandemia anunciada pero impredecible

n el 2016, la Comisión sobre el Marco Global de Riesgos de Salud para el Futuro (GHRF) pronosticó que el mundo se enfrentaría a cuatro pandemias o más en los próximos 100 años. En el 2018, la Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó del próximo advenimiento de la enfermedad X, una patología causada por un virus todavía no identificado que podría provocar la siguiente gran epidemia. ¿Eran estos avisos una premonición de la actual crisis sanitaria global desencadenada por el coronavirus que causa la covid-19? “La comunidad científica lleva tiempo alertando de que algo así podía ocurrir. Solo faltaba saber cuándo y dónde. Y en el mercado de marisco de Wuhan se ha producido la tormenta perfecta. Una gran acumulación de animales vivos y muertos, domésticos y salvajes, en medio de muchas personas y con medidas higiénicas nada estrictas. Ahí ha ocurrido lo que todos sabíamos que podía ocurrir; un intercambio de material genético o un par de mutaciones han facilitado que un patógeno hasta ahora desconocido, el SARS-CoV-2, pudiera saltar al humano y transmitirse de una persona a otra”, explica Adelaida Sarukhan, experta en virus emergentes y redactora científica en ISGlobal.

Leer Más

Destino Marte: llegando al planeta rojo ★

Portada Marte.jpg

Toda visión parece una locura hasta que alguien la cumple. Con estas palabras el físico e ingeniero Robert H. Goddard se defendía de sus detractores, quienes tachaban sus ideas sobre la exploración espacial de simples locuras. Era la década de los años 20 y los proyectos de exploración del espacio acababan de aterrizar en el imaginario colectivo. Goddard fue de los primeros en especular sobre un viaje a la Luna y, por qué no, sobre una primera colonización del planeta rojo. Casi cien años después de sus palabras, el ser humano no tan solo ha llegado a la Luna sino que ahora se plantea llegar al planeta vecino: Marte.

Reportaje completo disponible en el siguiente enlace

Entre la imaginación y la utopía

En un mundo cada vez más tecnológico y automatizado, la Inteligencia Artificial (también conocida por sus siglas IA) se ha convertido en una de las disciplinas más prometedoras de nuestros tiempos. Ante estas expectativas, este ámbito de estudio se ha ido rodeando de un halo de misterio derivado del desconocimiento general que existe a su alrededor. En el mundo del cine se han utilizado los robots para aterrorizar. En otros sectores se ha planteado la aparición de máquinas como una amenaza para el trabajo humano. Sin embargo, los objetivos de la Inteligencia Artificial están lejos de ser una amenaza real para la población. Ante su creciente influencia en el mundo actual lo mejor será empezar a entenderla tal y como es: un gran avance.

Descarga el PDF del reportaje en el siguiente enlace

Bajo el mismo cielo

La exploración espacial siempre ha sido uno de los indicadores más utilizados para hablar de los avences tecnológicos de una sociedad. Alcanzar las estrellas supone un reto más allá del puro interés científico. La conquista del cosmos también acaba siendo un desafío de los límites humanos, algo a lo que siempre se ha aspirado. Para lograr estos objetivos hace falta unir muchas fuerzas, un hombre solo jamás ha llegado a tocar la luna. En este panorama, una de las agencias que adquiere más fuerza es la Agencia Espacial Europea (ESA), una institución que aúna los esfuerzos de 22 países para llegar donde jamás nadie ha llegado. Tras una historia de grandes hitos, ESA se plantea un futuro cada vez más ambicioso. ¿El universo? Solo un punto de partida.

Descarga el PDF del reportaje en el siguiente enlace