El feminismo para aquellas que no tienen voz

“Estamos aquí, gritando, para que las trabajadoras del hogar que viven internas en estos hogares oigan que estamos a su lado. Este 8 de marzo empezamos nuestra marcha aquí por ellas, que ni pueden salir ni pueden unirse a la huelga”, exclamaba decidida Isabel Valle, de la plataforma Mujeres Unidas Entre Tierras, esta mañana. Este domingo, en Barcelona, las reivindicaciones del Día de la mujer han inundado las calles desde primera hora. Apenas eran las ocho y media de la mañana cuando en la estación de ferrocarriles de Sarrià más de cincuenta personas se reunían para ‘Descolonizar la ruta‘ de las manifesitaciones bajo el paraguas de la plataforma ‘Diverses 8M’. Su objetivo, visibilizar las voces (y, sobre todo, las reivindicaciones) de mujeres migrantes, racializadas, refugiadas y con trabajos precarios. “Necesitamos que nos escuchen, que se nos valore, que se nos respete”, reclamaba una de las manifestantes.

Leer Más

Síndrome del impostor

El día en que María de Soria-Santacruz entró en el MIT, una de las instituciones más prestigiosas del mundo, el temido techo de cristal que limita la carrera de muchas mujeres científicas se derrumbó bajó sus pies. Este logro, sin embargo, quedó matizado por una barrera mucho menos visible pero igual de pesada. “Me sentí orgullosa de lo que había conseguido, pero al verme rodeada de gente tan brillante empecé a temer de que me vieran como un fraude“, relata la ingeniera aeroespacial barcelonesa, ahora afincada en el célebre Jet Propulsion Laboratory de la NASA. “Sentía que el éxito de los demás se debía a su talento y el mío solo era cuestión de suerte. O, en el mejor de los casos, solo era por todas las horas extra que le dedicaba al trabajo. Entonces descubrí que sufría del conocido como síndrome del impostor“, explica en una conversación con este diario.

Leer Más

Relegadas a la invisibilidad

El mundo en el que vivimos ha sido diseñado por y para los hombres. Sí, en masculino. Y es que mientras la marea violeta se prepara para un nuevo y combativo 8M, las desigualdades de género siguen enquistadas en nuestra realidad. Los datos dan prueba de ello. La violencia contra las mujeres sigue haciendo estragos. La brecha salarial entre hombres y mujeres persiste hasta nuestros días, mientras ellas, además, cargan con hasta el 75% del trabajo invisible y no remunerado que implica el cuidado del hogar y de la familia. Pero eso no es todo. Pero eso no es todo. El relato que hemos construido sobre la historia de la humanidad también gira alrededor de ellos, destacando sus logros como los únicos protagonistas. Incluso la ciencia, ese estamento tan aparentemente neutro e imparcial, ha avanzado tomando como referencia el conocimiento aportado por los varones, creando así un conocimiento sesgado que distorsiona la veracidad de sus resultados.

Leer Más

Mujeres científicas y activistas

La ciencia, lejos de quedarse en un terreno imparcial y distante, puede convertirse en un campo de batalla en el que luchar por un mundo mejor. Parafraseando al poeta, el conocimiento científico es un “arma cargada de futuro”. Este 11 de febreroDía internacional de las mujeres y las niñas en la ciencia, es la jornada perfecta para repasar la trayectoria de varias científicas que, además de sobresalir en su sector, destacan por su activismo en causas muy diversas. Es decir, expertas que utilizan su plataforma, su voz y sus conocimientos para hablar de cuestiones con una importante carga social.

Leer Más

Sesgos de género en la ciencia

La ciencia no es pura. Y quien diga lo contrario olvida parte de la historia. La práctica científica, como cualquier otro producto cultural, está influida por su contexto. “En una sociedad marcada por la desigualdad de género entre hombres y mujeres, la ciencia no ha hecho más que reproducir esos mismos patrones en su manera de obtener el conocimiento. En nombre de la ‘objetividad’, las mujeres han sido sistemáticamente excluidas de muchos estudios, por lo que gran parte de lo que sabemos sobre el cuerpo humano está construido solo en base al modelo masculino”, argumenta Isabel Jiménez-Lucena, historiadora de la medicina en la Universidad de Málaga.

Leer Más

Multitarea sexista

Ni ellos son de Marte y ellas de Venus; ni los hombres solo son capaces de centrar su atención en un trabajo a la vez, ni las mujeres son las únicas capaces de realizar más de una labor simultáneamente con éxito. El mito de que la multitarea es una habilidad exclusiva de uno de los géneros, en este caso el femenino, no es nada más que eso: un mito. Y así lo confirma, una vez más, un nuevo estudio publicado en la revista científica ‘Plos One’, en el que se demuestra que el rendimiento de hombres y mujeres ante desafíos que requieren desplazar la atención de una tarea a otra es el mismo. Se acabaron las excusas para aquellos que tratan de esquivar alguna tarea. 

Leer Más